Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Noticias

Horizontes no tan lejanos y la luz al final del túnel

< Volver al listado

23-11-2020

La asamblea se produjo en los días 19 y 20 de febrero con un panorama muy distinto al actual en el que, la pandemia iniciaba su andadura y occidente apenas empezaba a ver asomar las orejas al lobo.
 
Queríamos recordarla para ofreceros el artículo que publicó Trias de Bes el 8 de noviembre en el diario La Vanguardia, con un mensaje positivo y esperanzador del horizonte que se despliega delante nuestro.

“Tomo el título del célebre western protagonizado por James Stewart y Rock Hudson del 1952, Horizontes lejanos, para trasladar al empresario, al directivo y al profesional de esta tribuna, un mensaje de esperanza. El horizonte de salida de la crisis no es inmediato pero no es lejano.

Estamos dentro de un túnel, por supuesto. Caídas de PIB como las de este año no se han visto nunca. Pero no olvidamos que, si bien la media anual del 2020 va a rondar o superar un -10%, esta media habrá sido un resultado de un primer trimestre de un -5%, un segundo trimestre de un -17,8%, un tercer de un +16,7% y el que finalmente resulte del cuarto. El contraste entre el segundo y tercer trimestre tampoco se había visto nunca en economía: ¡más de 35 puntos de mejora de la tasa interanual de un trimestre al otro! ¡Esto también es inédito!

Y este repentino crecimiento es fruto de lo que sostengo en esta columna desde que empezó la pandemia. La crisis económica es fruto de un derrumbe de la oferta y la demanda que, a su vez, proviene de las limitaciones a la movilidad y de las medidas sanitarias. No es la economía, ¡estúpido!, como diría, esta vez al revés, Bill Clinton. ¡Es la pandemia! Este crecimiento demuestra que, como explico en mi reciente libro sobre la crisis económica de la Covid-19, La solución Nash, en términos económicos no se ha roto nada, de momento. O se ha roto poco. Y si las inyecciones monetarias llegan cuando han de llegar y a quien han de llegar, podremos salir de esta crisis mucho, pero que mucho más rápidamente y con mucha fuerza. Este trimestre pasado es la demostración palpable de que la tesis que defiendo es cierta. Tenemos también el dato de China que va unos meses por delante de Europa en la pandemia. Y se está viendo el mismo patrón de salida que en este aislado tercer trimestre nuestro, donde ya desconfinados, la oferta y la demanda se normalizaron.

Pero la conservación de la ocupación y el mantenimiento del tejido productivo tienen que ser la prioridad económica y social de las autoridades fiscales y monetarias. ¡Que se rompa el menos posible!

Divisar el final del túnel, aquella lucecita que nos indica que el final está cerca, se producirá entre noviembre y diciembre. El doctor Baselga, en la entrevista concedida esta semana a RAC1, nos indicó claramente que apenas faltan dos meses para disponer de vacunas. Así que empiecen las vacunaciones podremos calendarizar la inmunidad de grupo y esto permitirá planificar en economía. Calendarizar es conditio sine qua non de una empresa para invertir y tomar decisiones. Y esto será posible en un horizonte que no es tan lejano.”


Horizontes no tan lejanos
Por Fernando Trias de Bes
La Vanguardia. 8 de noviembre de 2020